.

Durante los primeros años de vida, algunos niños y niñas pueden experimentar miedos. En edades entre los 2 y 5 años se pueden combinar elementos reales con la imaginación, dando lugar a criaturas como el monstruo del baño o el monstruo del armario.

La mayoría de miedos disminuye de acuerdo al desarrollo integral de los niños y niñas, pero cuando el miedo se presenta puede crearles ansiedad. Por eso, el PANI impulsa a padres y madres a poner atención a los miedos de sus hijos e hijas para afrontarlos con paciencia y creatividad.

Elegí siempre un recipiente limpio y libre de químicos

Abrazá a los niños y niñas, haceles saber que estás ahí para acompañarles. Hacé esto en diferentes situaciones, no solamente cuando ellos y ellas sienten miedo.

comprensivo y empático con el miedo de tus hijos e hijas.

Dales a tus hijos e hijas un ambiente de tranquilidad, libre de tratos humillantes.

Fortalecé el autoestima de los niños y niñas, haceles elogios.

Armá, junto a tus hijos e hijas, el Espantamonstruos.